miércoles, 4 de octubre de 2006

La seducción de la imagen...

fotografias: fran beufrand


Fran Beaufrand
La seducción de la imagen
Entre los nombres de fotógrafos venezolanos, ciertamente el de él es uno de los que ha calado más hondo en la memoria colectiva. Y es que bien sea por sus retratos, por su libro o por sus trabajos en moda y publicidad, son pocos los que no han escuchado hablar de Fran Beaufrand. Nuestro encuentro ocurre en la amplia -y muy blanca- sala de su apartamento. Apaga la música para que no moleste, se sienta y, con hablar pausado y sereno, comienza a recordar su experiencia como docente en Roberto Mata Taller de Fotografía, donde dictaba el curso de Fotografía de Moda. Es el momento de encender el grabador."Me di cuenta de que había mucha gente interesada en la fotografía moda y en el país no había nadie especializado en la materia. Entonces decidí diseñar un programa que le permitiera a la gente acercarse al tema, se lo propuse a Roberto y me dio la oportunidad". Beaufrand califica la experiencia como muy enriquecedora porque no solo le sirvió para renovar el conocimiento constantemente, sino para aprender de los otros. Cuando comenzó a dictar el curso, a mediados de los noventa, ya era un fotógrafo consagrado.La semilla de la fotografía comenzó a germinar desde muy temprano, cuando siendo apenas un adolescente leía libros especializados y hacía sus primeros clicks. En ese entonces también apareció su interés por la moda, al quedar fascinado con las revistas que compraba su mamá: "había una gran seducción en esas imágenes". Quizás Beaufrand no se imaginaba que unos años más tarde lograría ese mismo poder de seducción con sus propias fotografías.Mayela Camacho, Durant & Diego, Almeida, Margarita Zingg, Scutaro. prácticamente las creaciones de todas las grandes figuras de la moda nacional han pasado por delante de su lente desde mediados de los ochenta, y fue precisamente de la mano de uno de estos diseñadores que comenzó su vertiginoso ascenso: Ángel Sánchez. "Éramos amigos y entre los dos existía una gran afinidad que nos hacía entender el mundo de la misma manera. Creo que nos acercó la necesidad de crear una nueva forma de ver la moda, y fue así como se dio una gran alianza que duró, por lo menos, una década".Al preguntarle si la situación económica del país influyó en el desarrollo de su trabajo, responde que el viernes negro fue clave: "Surgieron creadores porque aparece un mercado para ellos. Esa situación se extendió hasta mediados de los noventa, pero actualmente el mercado es mucho más reducido y no se obtienen resultados tan interesantes". ¿El motivo? "Las limitaciones que impone el país, desde el punto de vista económico y en el mundo de las ideas. Se trabaja más para las masas y las ideas son muy estereotipadas. La industria ha seguido avanzando, pero la gente talentosa se fue y las grandes empresas cerraron. ¿Qué quedó? Un mercado mucho más limitado, por llamarlo de una manera un poco benevolente".Esas limitaciones del mercado lo han acercado al mundo de la publicidad, el cual le resulta mucho más amplio y fértil; Ford Fiesta, Motorola, Coca Cola, Chivas Regal y Regional Draft, son algunas de las tantas campañas que ha desarrollado. Su trabajo también se ha apreciado de forma no convencional en eventos como ocurrió en la presentación del DJ francés Stéphane Pompougnac, cuando sus fotografías adornaron lámparas, cortinas, cojines y otros objetos. "Me parecía sumamente atractivo que las imágenes tuvieran la función de ambientar y desaparecieran al día siguiente".En lo personal, Beaufrand realiza una investigación sobre el desenfoque que comenzó hace algunos años "porque alude a la imperfección y a lo efímero de la imagen, que son dos conceptos que me interesan. Sigo desarrollándola, pero hoy en día no tengo esa inquietud de correr para exponer. Trabajo a un ritmo mucho más calmado, pienso que hay un tiempo para decir y mostrar las cosas, y uno no debe forzarlo".Otra de sus inquietudes es seguir publicando -en 2001 editó su primer libro-, porque "es una manera de compartir con los otros el trabajo desarrollado. Los fotógrafos existimos a través de las publicaciones, sólo que en Venezuela implica un esfuerzo titánico, complejo y costoso. Esto es una limitante, pero no es imposible; a la larga todos queremos alcanzar metas y sueños, y eso forma parte de los míos".Fran Beaufrand se vino de Maracaibo siendo muy pequeño -"pero me quedó el gusto por los patacones y adoro mi tierra"-, y aunque se dio a conocer como fotógrafo de moda, se inició cuando estudiaba Artes en la Universidad Central. "Comencé participando en exposiciones -Museo de Arte Contemporáneo, Salón Michelena y Salón Aragua-, como una exploración personal, una búsqueda de un lenguaje artístico. Luego empecé a estudiar diseño gráfico y decidí hacer fotografías para ganar dinero, lo que no imaginé es que me había montado en el tren en el cual haría el recorrido más importante de mi vida, y fue así como nunca más paré".Cuestionario Santa Palabra-Un formato: Gigante.-Una imagen: Son miles.-Un aroma: Malabares.-Un sonido: La flauta.-Un recuerdo de infancia: Las navidades en casa de mis padres.-Un lugar: Nueva York, mi segunda casa.-Una fotografía memorable: Dovima con elefantes de Richard Avedon.-¿Alguna asignatura pendiente? Viajar.-¿De qué color ves el futuro? Multicolor.
Mílitza Zúpan
Santa Palabra

1 comentario:

Maléfica dijo...

¿Y ya te registraste en el nuevo directorio de blogs venezolanos? www.to2blogs.com