miércoles, 5 de enero de 2011

La niñera reportera Por: Antonio Espejo

5320615801_7db6680fff

La historia está llena de casualidades, de situaciones especiales que sacar a la luz cosas que de otra forma se perderían para siempre. Algo así ha pasado con la fotógrafa Vivian Maier, una refugiada judía francesa, nacida el 1 de febrero de 1926 y que llegó a Estados Unidos en la posguerra, en la década de 1950. Probablemente llegó a Nueva York, ya que hay fotografías suyas de esa época de esta ciudad, y posteriormente se trasladó a Chicago hasta su muerte, el 21 de abril de 2009.

53-285

La historia comienza en 2007, cuando un agente literario aficionado a las antigüedades y a la fotografía, John Maloof, asiste a una subasta de muebles y objetos antiguos. Por 400 dólares compra un lote de esas cajas típicas para guardar cosas en el trastero, con su contenido incluido. Se subastaban junto con otras pertenencias del mismo dueño, ya que no pagaba el alquiler y nadie se presentaba a reclamarlas. Una práctica muy común en los EE.UU.


CHI-691

Maloof se encontró con la sorpresa de una caja con 30.000 negativos y carretes aún sin revelar. Empezó entonces un estudio minucioso de los negativos y, al comprobar la calidad de las imágenes, decidió comprar el resto de cajas. Con lo que ha logrado reunir cerca de 100.000 negativos y entre 20.000 y 30.000 fotografías que todavía estaban en sus rollos. Las mayoría de las imágenes han sido captadas en Chicago en los años 60 y 70 por una niñera llamada Vivian Maier, y a a vista de su calidad, está convirtiéndose en una de las fotógrafas callejeras más grandes del siglo 20.


Screen-shot-2010-12-30-at-22.36.35

Maier no era francesa, aunque hablaba con acento francés. Según su certificado de nacimiento, que Maloof encontró entre sus cosas, Vivian Dorothy Maier nació en Nueva York el 1 de febrero de 1926, hija de la francesa María Jaussaud y el austriaco Charles Maier. Maier y su madre volvieron a Francia durante algunos años, pero no se sabe donde residían. El 16 de abril de 1951, a los 25 años, Maier subió a un barco en Le Havre y llegó a Nueva York diez días después. Allí pasó cinco años haciendo fotografías y probablemente ganándose la vida como niñera. De 1956 hasta 1972, Maier habría vivido con Avron y Gensburg Nancy en Highland Park, en la costa norte de Chicago, como niñera de sus tres hijos: John, Lane y Matthew. A los que un detective privado localizó gracias a que fueron ellos los que pusieron la esquela de su muerte.

CHI-823


La autoría de los negativos también fue fruto de la casualidad. Un año después de la compra, revisando uno de los cajones, Maloof encontró un sobre de un laboratorio fotográfico y garabateado a lápiz el nombre de Vivian Maier. Buscó en Google quién era, pero lo único que encontró fue su esquela en el Chicago Tribune, pues había fallecido unos días antes del hallazgo.

CHI-704


En su honor John Maloof ha creado el blog Vivianmaier.blogspot.com, y otro coleccionista muy interesado en ella, Jeff Goldstein, ha logrado reunir más de 12.000 originales, algunos de ellos aparecen en vivianmaierphotography.com.

Si quieren participar en el proyecto de un documental, un libro y en la compra de originales a través de Kickstarter, vayan a esta dirección:

http://www.kickstarter.com/projects/800508197/finding-vivian-maier-a-feature-length-documentary


tomado de:

http://blogs.elpais.com/apunta-dispara/2011/01/la-ninera-reportera.html#more

1 comentario:

oleosymusica dijo...

Super interesante artículo. Saludos.